Resumen entre Vivos

Post-Partida Leyendas de la Forja 2012: La Gran Feria de la Universidad de Coldum

Pocos días después de la Gran Feria de la Universidad, se reunió el senado de la ciudad de Coldum. Allí en el turno de ruegos y preguntas el Marco Crátero Myrmidio padre, pidió la palabra y ante el estupor general de la sala anunció que su hijo, del mismo nombre, había llegado a un acuerdo con un joven dulyo que reclamaba para sí la herencia de la Marca de Medo. El joven dulyo de nombre Zentos, ofrecería al estado Lítico sus tierras en Medo, siempre y cuanto Lítica respaldara su nombramiento.
El senador Myrmidio se vio obligado a volver a su estrado cabizbajo y humillado ante las risas que su propuesta levantó entre sus colegas. Todo el mundo sabía que aquel joven, fuese hijo de quien fuese no tenía ningún derecho a las tierras en Dulya, ya que el Gran Duque hacía y deshacía con ellas lo que quería. Apoyar tamaña resolución sería declararle la guerra al Gran Ducado, y esa pequeña marca fronteriza no merecía ni empezar las hostilidades. Parecía que todo iba a quedar en nada pero estos hechos no pasaron desapercibidos ante el largo oído del Gran Duque.
Solo una semana después de la propuesta del senador Myrmidio, el embajador del Gran Ducado se plantó ante los senadores de Coldum. Con porte altivo y voz entre ofendida y amenazadora declaró que la mera propuesta era una ofensa a Dulya y a su señor, el cual exigía a Lítica que le entregara encadenados tanto a Zentos como al senador Myrmidio y a su hijo, para torturarles y ejecutarles. De negarse a tales exigencias los ejércitos del Gran Ducado se movilizarían.
Era cierto que Lítica no podía meterse en los asuntos de Dulya, pero también era cierto que no se habían metido ya que ni siquiera habían llegado a debatirlo. Muchos senadores se ofendieron ante tales exigencias: no dejarían que el Gran Duque les amenazara de tal forma. Así pues hubo una primera votación, y esta llegó luego al senado general de Lítica donde se reunían los representantes de todas las Ciudades Estado y allí también prosperó: Lítica no haría caso a las exigencias dulyas y para corresponder a sus amenazas se movilizarían tropas hacia las fronteras con la Marca de Medo…
*************************************************************************************************

Han pasado ya seis meses desde que el senador Marco Crátero Myrmidio padre se pusiera en pie en el senado de Coldum y abriera las hostilidades.
Desde entonces la escalada de tensión fue aumentando hasta que la famosa Universidad de Coldum intervino. Quiso el destino que esta institución tenga unos terrenos justo en la zona de conflicto.  Al poco de fundarse la Universidad en aquellos terrenos fronterizos entre Lítica y Dulya se había asentado un círculo de brujas. Según los lugareños eran malvadas y causaban todo tipo de problemas, raptaban niños y hacían experimentos con ellos, invocaban espíritus y demonios del inframundo, anegaban los campos, enviaban plagas y hacían todo tipo de maldades. Al fin la ciudad de Aleccium se dispuso a actuar contra aquellas brujas, pero no tenían suficientes magos como para emprender tamaña acción y no se atrevían a enviar tropas, por lo que acudieron al primer Archicanciller, el más renombrado mago de Lítica.
El Archicanciller dirigió a un grupo de selectos magos de la universidad y atacaron al círculo de brujas sin más dilación. La batalla fue terrible y los magos de Coldum se hicieron con la victoria exterminando a las brujas, pero pagando un precio muy alto, varios de ellos estaban entre las bajas incluyendo al Archicanciller.
Después de aquello, la ciudad, agradecida, cedió a la Universidad los terrenos donde se habían asentado las brujas (muchos decían que estaban malditos y que nadie los quería). Allí fue enterrado el primer Archicanciller, se levantó un monumento en su memoria y se creó una casa de verano con una pequeña biblioteca.
En esos terrenos limitantes con la Marca de Medo se ha declarado una zona de paz en la que embajadores de ambos bandos puedan acudir con seguridad. La Universidad se ha convertido en mediador en el conflicto y ha permitido el acceso a sus tierras no solo de los embajadores sino también de comerciantes de todo tipo.
Ante tal acontecimiento, todo lo demás parece quedar en segundo plano, sin embargo hubo más consecuencias en las semanas posteriores a la Feria.
El capitán Tito Máximo volvió a ser admitido en su cargo al mando de la Guardia de la Cuidad de Coldum al no encontrarse pruebas de su presunta relación con la condesa. Su primer acto fue despedir a varios de los guardias que estuvieron en la Feria, según él por sus negligencias.
La Expedición a Alturia ha sufrido un pequeño retraso, la universidad espera que el conflicto se arregle en breve de manera diplomática y espera ponerla en marcha cuando esto ocurra, mientras ha enviado un pequeño navío de exploración para recoger más datos y establecer una pequeña cabeza de playa en la zona.
Los cultos de Hanul y de la Nueva Iglesia de Hestus se expanden por Coldum, y empiezan a ganar fama, pronto se sabrá en otros lugares ellas y ya empiezan a tener opositores.
El milagroso plato de curación creado en la Gran Feria dejó de funcionar a las pocas semanas cuando empezaba a haber peregrinaciones a la zona. Muchos dicen que fue solo una estafa de la universidad, otros que hubo algún error durante la realización del ritual. De cualquier manera el descrédito logrado ha hecho que la Archicanciller prohíba cualquier intento de repetirlo.
Los senadores republicanos tratan de recuperarse del duro golpe que les supone la muerte Cneo Domicio Tasso, se han quedado sin su principal voz y nadie parece tener el suficiente apoyo dentro de sus propias filas como para reemplazarle. Solo han conseguido ponerse de acuerdo en una cosa: doblar la recompensa por la cabeza del bandido conocido como el Bestia.