Resumen ReV 2014

EL BAILE DE MÁSCARAS

(Resumen ReV2014)

Yo, Zark “el Jabalí”, conocido anteriormente como “Zark el Magnífico”, respetado tratante de información famoso en toda la isla de Tesarea por no vender nunca en toda su vida una sola falsedad, relato de mi puño y letra los trágicos acontecimientos sucedidos alrededor del mal llamado segundo Baile de Máscaras del Gobernador Marley, tal y como los presencié en primera persona y con los testimonios que reuní de primera mano entre los allí presentes. En la veracidad de este documento pongo toda mi reputación, ganada durante años de comerciante fiel a su palabra.

El desastre comenzó unos días antes del Baile, cuando el mayordomo del Gobernador no regresó de uno de sus habituales paseos junto al río. Todos nos temimos que el pobre desgraciado habría sufrido una mala muerte en la jungla, pero no fuimos capaces de ver las terribles consecuencias que tendría su desaparición. Nos centramos en lo mundano, en que había que rematar la organización del baile; los invitados estaban por llegar, ilustres y mundanos por igual, y nadie estaba preparado para los detalles finales. La maestra de baile y yo nos hicimos cargo de una parte de las funciones del mayordomo, pero insistimos al Gobernador para que contratase uno nuevo. ¡Cuánto lamento ahora haber actuado de ese modo! De haber sido más diligente tal vez seguiría llevando la vida de lujos de la que disfrutaba en la Villa del Gobernador.

Llegó el día previo al Baile, y aprovechando que eran ya muchos los que se amontonaban en la Villa, nuestro querido Marley decidió que podía divertirse realizando unas pruebas a aquellos que quisieran convertirse en su nuevo mayordomo y, en efecto, se divirtió. Los mejores manjares le sirvieron y varios de los candidatos participaron en la orgía con la que terminó la noche… una de las últimas alegrías de nuestro gobernador. Convencido estaba yo de que la señora Sfortuna se había ganado los favores nuestro señor, pero Marley me sorprendió, como muchas veces, seleccionando al día siguiente a maese Luriant, un bibliotecario de la Universidad de Coldum, como su nuevo mayordomo. Parecía de nuevo que el gobernador había sido más práctico de lo que su apariencia daba entender, aunque quedó claro que en este caso se equivocó. Pero bueno, no adelantemos acontecimientos.

Esa primera noche noticias escalofriantes recorrieron la villa, estábamos acostumbrados a cuento de brujas ya que los marineros borrachos tienden a exagerarlo todo, así que no le dimos gran importancia cuando hablaron de una niña fantasma. Luego llevaron a una extraña criatura, de apariencia mitad pez mitad humana, y tuvimos que rendirnos ante las pruebas que veíamos. Un bárbaro de Nuevo Edén experimentó de una manera bastante vulgar con el cadáver pero todos los presentes pudieron afianzar sus conclusiones: la criatura tenía restos de carne humana en su estómago.

Los Hermanos Cornelius, escritores y famosos estudiosos de casos sobrenaturales, se pusieron a cargo de la investigación sobre la niña fantasma y, junto con un chamán orco y algunos de los afectados, consiguieron darle descanso eterno al día siguiente. Al parecer había sido devorada por aquellas extrañas criaturas a las que todos llamábamos “hombres pez”.

Entre tanto, a la Villa habían llegado representantes de unas cuantas tripulaciones. Marley estaba satisfecho con ello, ya que esperaba que se cerraran muchos negocios en la parte privada del Baile. Yo mismo estuve recogiendo información de varias de las naves: había un par de barcos fletados por la Universidad de Coldum -la tensión era visible a simple vista y tenían mucha prisa por llegar a Alturia los primeros, pese al inicio de la temporada de monzones- y dos expediciones comerciales que también querían seguir camino costase lo que costase, convencidos de que los beneficios de llegar a Alturia en una temporada en la que casi ningún barco era capaz de cruzar el océano compensarían los gastos extra derivados de viajar en tan malas condiciones. Una de ellas era la encabezada por Isabela Donati, una rica viuda dulya, y la otra la llamada Compañía Comercial de Therbas.

Por último pero no menos importante, varios capitanes de dudosa reputación habían acudido también al Baile, no se sabía si buscando simplemente una buena fiesta, si hacer negocios o si para intentar encontrar alguno de los supuestos tesoros enterrados en esa zona de la isla. En cualquier caso ninguno de ellos tuvo mucho éxito en su campaña tierra adentro.

La escasa guardia del gobernador estaba muy preocupada por la gran aglomeración de gente armada pero, como siempre, Marley decía que la fama lo protegía, además del pequeño arsenal de terribles granadas Nocte que había conseguido acumular. Sin embargo ni lo uno ni lo otro pudo impedir que los amigos de lo ajeno entraran por la fuerza en la biblioteca del gobernador y saquearan uno de sus cofres, llevándose una gran fortuna y una extraña tablilla rectangular. Las investigaciones posteriores dieron con ellos, los cuales murieron lamentablemente cuando uno de los acusados, un poderoso mago, demostró su inocencia quitando del medio al resto de conspiradores en el momento en que estos realizaban con éxito una fuga de la celda en la que estaban encerrados.

A lo largo del día siguieron llegando noticias de ataques por parte de los extraños hombres pez que cada vez se volvían más osados. Los arqueólogos fueron encontrando extrañas losas escritas con unos pictogramas de difícil comprensión, las tripulaciones de los barcos continuaron recogiendo recursos en su carrera por ser los primeros en partir para Alturia, y el alcohol y las drogas empezaron a pasar factura entre los presentes, llevándoles a veces a la violencia y a veces directamente a la locura. Varios alquimistas comenzaron sus investigaciones al respecto y, según ellos, descubrieron que el mal llegaba de la niebla que emanaba del pozo. A mí me parece una explicación poco verosímil, como dicen los edeños con su célebre teoría del hacha de Thellgong: “en caso de duda lo más sencillo es la verdad”, pero bueno, yo no soy un entendido en estas artes.

Por la tarde yo fallé por completo a mi señor, ya que, harto de las tareas de organización del baile, me dediqué al disfrute en lugar de conseguir información; de haber estado más atento tal vez hubiera sido consciente de las múltiples conspiraciones. Varios políticos que en teoría venían representando a sus respectivos puertos empezaron a tramar para derrocar al Gobernador y consiguieron la ayuda de varias tripulaciones piratas. Al mismo tiempo “el Gremio”, pese haber llegado a un acuerdo con Marley, también pretendía acabar con su vida y, lo que es más, su nuevo mayordomo aprovechó su posición para tomar venganza contra sus enemigos. Sólo hubo una cosa en la que se pusieron de acuerdo todos estos y algunos otros, y es que pasase lo que pasase era culpa de Marley: si ellos mataban a alguien decían que había sido Marley, o que lo había encargado; si robaban a alguien lo hacían en nombre de Marley, incluso ¡si se comían a alguien lo había hecho el Gobernador! Así que mientras él dormía la siesta para estar descansado para su gran Baile, su Villa se llenaba de rumores que lo tildaban de corrupto, asesino, ladrón, violador, vampiro, ghoul, tirano y sólo la Horrible Oscuridad sabe qué más. Siempre le dije que no era bueno que se vistiera de mujer en público, somos unos hipócritas que queremos libertad pero en cuanto vemos a alguien que se expresa de manera diferente estamos dispuestos a creernos todo tipo de salvajadas sobre él.

Mientras unos conspiraban, muchos otros buscaban recursos en la selva. Algunos acabaron muertos en manos de los hombres pez, pero otros consiguieron grandes cantidades de material, e incluso hubo quien empezó a desenterrar restos de más tablillas con extraños símbolos. Las investigaciones llevaron a averiguar que había un templo de los hombres pez en la zona, protegido por un hechizo de ilusión y una poderosa puerta. Los hombres pez estaban bajo los efectos de algún tipo de droga y eran totalmente salvajes, pero aun así el chamán orco consiguió con ayuda de varios magos y un maestro lingüista hablar con ellos y corroboró lo que algunos estaban teorizando ya: buscaban el templo, su lugar sagrado y tenían hambre. Por lo que se ve habían venido a este mundo sin la presencia de ningún adulto y bajo los efectos de poderosas pociones alquímicas, pero ya me estoy adelantando a los acontecimientos. Casi al mismo tiempo, los capitanes de ambas tripulaciones universitarias eran asesinados. No hay confirmación pero parece que el maestro Arkael cayó en manos del nuevo mayordomo, quien vio su fin por la noche a manos de uno de sus socios, el cual tampoco volvió a ver otro amanecer. Por su parte la profesora Sarha fue vista por última vez en compañía de un par de magos, los cuales volvieron solos de la selva y culparon a los hombres pez de la muerte de la profesora, aunque son pocos los que les creen.

Llegó la noche y yo había acabado de beber, jugar, y disfrutar de la compañía, cuando al fin empezaron a llegar rumores extraños a mis oídos; por lo que después de mucho tiempo volví a colgar una espada a mi costado. Me dirigía a informar a mi señor de que estaba en peligro cuando el primero de los asesinos se me adelantó. Con un ataque certero estuvo a punto de acabar con su vida; sólo la rápida actuación de una curandera lo salvó. Con Marley malherido, otros conspiradores se dispusieron a tomar el control, proclamando las supuestas maldades de nuestro señor y tratando de ponerse en su lugar. Los guardias de Marley fueron a silenciar a aquel usurpador, pero él estaba preparado; un grupo de piratas le respaldaba y casi acaban con ellos, sólo el uso casi milagroso de una granada Nocte los detuvo. La muerte había estado muy cerca de toda la casa del Gobernador y decidimos darles un final rápido antes de que nadie más se uniera y acabaran con todos nosotros.

El baile se suspendió y la noche siguió con ataques de hombres pez, orgías, peleas entre aquellos que se drogaban, algún incendio y más conspiraciones que culminarían al día siguiente. Por su parte, la Compañía Comercial de Therbas conseguía los recursos y los contratos de trabajo necesarios para reparar su barco y poder partir hacia Alturia pese a la cercanía de los monzones.

La mañana dio con el fin de nuestro Gobernador, cuando, haciendo caso omiso de mis consejos, se dirigió al exterior prácticamente sin protección y murió asesinado por los compañeros de Arkael, quienes le culpaban erróneamente de la muerte del profesor. La propia hija del Gobernador fue testigo del acontecimiento y escapó con vida por muy poco, debiendo fingir su propia muerte para escapar hasta el Puerto Libre donde me reuní con ella y con sus libertadores.

Muerto Marley y saqueadas sus pertenencias, la mayoría de los presentes acabaron congregándose delante del templo cuando los más intrépidos derribaron la puerta despertando a un poderoso guardián. Pocos se enfrentaron a él pero alguno consiguió pasar a su lado. Los que lo hicieron contaron que dentro del templo había múltiples trampas y más de uno acabó muerto, pero los que llegaron al final consiguieron un gran tesoro. Aunque no fue el único en ser descubierto, ya que un valiente aventurero fue descubriendo una tras otra las pistas que llevaban al cofre que había escondido el mítico pirata Nicolà, el Azote. Con una parte de ese tesoro pretendo comenzar de nuevo mi vida, vuelvo a Therbas antes de que estalle la guerra. Los conspiradores han firmado un acuerdo por el que se nombra un nuevo Gobernador y se margina a los Puertos de Nahyr y de Iggelkot, deben pensar que enanos y nahiranos se quedarán de brazos cruzados, pero me temo que la realidad no será esa y el mar de Tesarea se teñirá de sangre…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s